Archivo del blog

martes, 20 de enero de 2015

Tipos de docentes, recordando al gordo de biologia de 5to!

La pregunta que me hizo recordad al  (profesor) gordo de biología de 5to! (  lo de gordo no por desprecio, el hombre era ENORME!) 

" Recuerda por un momento uno de tus años en el liceo. ¿En qué momento te evaluaron tus profesores?  Te hacían preguntas durante el aprendizaje para asegurarse de que estabas entendiendo o solo te tomaban la prueba final?  ¿Te ayudaban a hacer una reflexión después de recibir tus calificaciones?"

Haz una comparación, encontrando semejanzas y diferencias, de cuando tú eras estudiante y lo que acabas de aprender sobre los momentos para evaluar.

Me atrevo a decir que en 6 años de clases casi nunca me topé con docentes que  tuvieran como línea la educación bancaria, aquella donde el docente es el que más sabe, el que tiene el poder mediante la sabiduría y la calificación que recibirá uno como estudiante. Docente que va a la clase a decir todo lo que sabe y los alumnos escriben en sus cuadernos esa sabiduría, para posteriormente embutírsela en la memoria sin ningún tipo de procesamiento de la información, sin reflexionar y lo que es peor sin que esta tenga la más mínima chance de incorporarse a la información ya existente en el estudiante, para poder generar nuevas estructuras de pensamiento (cognitivas). Una práctica docente donde el alumno es un recipiente donde se vuelcan todo tipo de saberes, donde no se tiene en cuenta si hay o no hay conocimiento previo (siempre lo hay, creo). Donde al evaluación, muy diferente a lo que he leído hoy, es tradicionalmente escrita, donde la opción de respuesta es volcar todo lo que el docente dijo en clase sin ningún tipo de modificación, pues de ser así se corre el riesgo de ser mal evaluado (tener mala calificación o reprobar la materia).

Las diferencias son todo el modelo, la idea del texto y la cual comparto, es generar aprendizajes significativos, con metas medibles y alcanzables por todos los estudiantes, involucrar al estudiante en su propio proceso de aprendizaje.

Dándole vueltas a las semejansas me acorde de un profesor " el gordo de biologia" este docente el primer día de clases dice algo asi como: " yo soy zoologo y la primer parte del curso yo no la doy, no se nada de plantas, asique ustedes van a hacer una monografista sobre los órganos de la planta usando este libro, era El Ville ( ver foto 1)".  Vamos por partes, yo no tenia ni idea a esa altura de mi vida que era un zoologo, segundo NUNCA había hecho una monografía y tercero El Ville parecía un monstruo de tan grande, a esa edad mi cultura lectora era muy muy precaria. 

Saque el ville de la biblioteca y me dispuse hacer la monografia, pero me pareció re complejo ese libro, en algún momento recordé que en la pequeña biblioteca de mi abuela había un libro que se llamaba Botanica, que siempre lo miraba, pero nunca lo había usado, y es que mi abuela tenia allí los libros y best seller que mi padre y tios habían usado en el liceo. Es asi que parecía el momento de usar aquel gran libro, por lo que se lo pedí a mi abuela y ella me lo presto, recordándome el cuidado que debía de darle a tan preciado tesoro ( ver foto 2).  Es asi que luego de leer ese libro, pude hincarle el diente al Ville!!

Durante las sucesivas clases nosotros trabajamos solos, el docente se sentaba en su silla ubicada en una tarima y mutaba los 45 minutos.  Al final YO pude hacer mi trabajo.... pero la practica de este docente atenta contra tanta cosa....yo tenia la motivación, me encantaba la materia, pero ¿que hubiera pasado si la materia fuera matemáticas o literatura?, También esto me recordó el tema de que a los estudiantes hay que introducirlos en la lectura académica, uno sabe leer, pero luego necesita acompañamiento en los diferentes géneros, no es lo mismo leer una novela policial que una comedia, la lectura académica tambien tiene sus cosas y como tal es necesaria una guía, un acompañamiento. En ese caso yo tenia un respaldo familiar, mi abuela, que me facilito algún material mas sencillo para luego poder leer el que el profesor quería. Pero no todos tienen ese respaldo familiar.

El docente carecía de objetivos, no tenia una meta para el grupo, no le interesaba otra cosa que no fuera su disciplina. Lo recuerdo por las cosas que no se deben hacer, pero no por sus buenas practicas...